Decir lo que sentimos. Sentir lo que decimos. Concordar las palabras con la vida.Séneca

Con la terapia Gestalt se trabaja la “Aquí y la ahora”. Estar presente en un mismo y trabajar el momento, teniendo en cuenta nuestro pasado. Lo trabajamos desde el presente para sanarlo y así poder andar nuestro camino más ligeros de equipaje. Es básico la práctica de la escucha consciente. Conectar con el otro.

¿Por qué iniciar un proceso de terapia?

  • Si tu pasado no te deja avanzar.
  • Si tus emociones están desbordadas y no sabes como gestionarlas.
  • Si no estás a gusto con tu vida. Si quieres encontrar una luz que dé chispa en tu vida.
  • Si crees que el mundo está contra tú.
  • O, sencillamente, hay algo que no funciona, pero no sabes qué es.

¿Qué haremos y cuándo?

  • Nos encontraremos de manera regular, preferible semanalmente.
  • Los encuentros pueden ser presenciales o bien on-line.
  • Tendrán una duración de 1 hora
  • La confidencialidad y la confianza será la base de la relación

¿Cómo puedes contactar conmigo?

Podemos vernos, inicialmente, para conocernos. Sin ningún coste por tu parte.

  • Escríbeme al correo: montse@montsefalques.com
  • Por whatsapp: + (34) 615 932 457

Si deseas más información sobre Terapia Gestalt

Qué es la Terapia Gestalt?
La Gestalt es una corriente de la psicología humanista que se caracteriza para trabajar el desarrollo humano en global y aumentar la percepción que tenemos sobre nosotros mismos y sobre nuestros actos, entendiendo que solo nosotros somos los responsables de nuestro propio bienestar.
A diferencia otras terapias, la terapia Gestalt se centra en el presente, en el «aquí y ahora«. Entendiendo el trabajo del presente conociendo que es fruto de nuestro pasado, por el que cerraremos situaciones inconclusas de este pasado para podernos centrar en el aquí y ahora y abrir el camino hacia el crecimiento personal.

Qué podemos conseguir haciendo un proceso con esta psicoterapia?
• Conciencia: muchos de nuestros actos son inconscientes y, por lo tanto, no nos damos cuenta de los motivos que nos llevan a actuar como lo hagamos. Al estar más conscientes, podemos decidir con más claridad y tener mejores resultados.
Conexión emocional, sentir y entender cuáles son las razones por las cuales la persona siente el que está sintiendo, sobre todo en situaciones como la depresión, la angustia y el estrés, entre otros.
Empatía, para ser capaces de leernos emocionalmente y leer las otras personas, de este modo aumentamos positivamente nuestra comunicación.
Autoestima, valoración de mi propio ser, esto me llevará a respetarme, estimarme y cuidarme en todos los aspectos. Darme cuenta de mi propio valor como ser humano.
Vivir en el aquí y ahora, sin vivir recordando el pasado doloroso y que ahora sigue haciéndome daño, ni tampoco viviendo en el futuro, sino disfrutando plenamente el momento presente, que es lo único real que tengo.
Responsabilidad, significa responder ante las situaciones de la vida sintiendo el poder que tengo para tomar las decisiones más adecuadas por la mía. Esto también significa hacerme responsable del cual dique, haya, siento y pienso.
Asertividad  y efectividad, que comportará mejor calidad en las relaciones interpersonales y por tanto mejora en las resoluciones de las situaciones problemáticas.
Integración personal, el ser humano está compuesto por un cuerpo y sus sensaciones, una mente y un espíritu. Muchas personas viven fragmentadas y su salud viene de la integración y aceptación de todo su ser completo.
Prevención y curación de dolencias psicosomáticas, está comprobado científicamente que los problemas emocionales afectan y enferman nuestro cuerpo, como ejemplo: el estrés puede provocar gastritis, colitis, úlcera estomacal y en el peor de los casos afecciones cardíacas, hasta provocar la muerte.
Gestión  de los duelos y las pérdidas significativas, se resuelven de una manera más sana por el individuo.

Para quien puede ser útil la Psicoterapia Gestalt?
La Terapia Gestalt está recomendada para cualquier persona, niños, adolescentes, adultos, adultos mayores y parejas, enfermos terminales y ancianos. Todos estamos inmersos en un cambio emocional constante y no siempre somos capaces de aceptarlo. Cuando no gestionamos estos cambios nos generan un bloqueo emocional que más bien o más tarde nos impide sentirnos felices.